Saltear al contenido principal
Entrevista – Luis Fernando Granados – La Educación Inclusiva

Entrevista – Luis Fernando Granados – La Educación Inclusiva

A tan solo unos días de culminar su ciclo en “La Pontifica Universidad Javeriana”, el padre Luis Alfredo Granados, quien ocupó el cargo de Vice Rector de la Universidad durante 6 años, me otorgó una entrevista para hablar sobre la educación inclusiva y el dilema en el que viven las instituciones académicas para acoger miembros con diversas desventajas, debido a las múltiples situaciones de discapacidad.

La “homogeneidad”, término utilizado frecuentemente por los miembros voceros de universidades a los que he entrevistado, hace alusión a una sociedad que ha creado paradigmas en cuanto al sistema de educación se refiere, debido a que esperan que todos aquellos que hacen parte de un entorno de aprendizaje, requieren un mismo nivel de competencia para poder rendir satisfactoriamente, estigmatizando así a todo  sujeto que no esté dentro de los límites de lo “normal”, separándole del grupo y llevándole a clases de apoyo, compensatorias o con necesidades especiales.

Esta tendencia que ha establecido diferencias y división social, ha impedido que personas con capacidades diferentes logren alcanzar altos estándares de aprendizaje y conocimiento. Afortunadamente,  en la actualidad,  muchos educadores están siendo conscientes de que el hecho de que personas con capacidades diferentes no tengan un rendimiento académico satisfactorio, es debido a que no se ha trabajado en nuevas metodologías para el aprendizaje, y tampoco se ha brindado una atención diferencial y personalizada, 

Un ejemplo, explica el padre Granados, es el hecho de que el que quiera asistir a esta universidad, debe tener ciertas competencias y conocimientos en distintas áreas. Esto genera disciplina en la formación de los jóvenes, pero también contribuye a que tengamos un sistema de educación poco flexible hacia lo diferente, lo que conlleva a que nuevas generaciones permanezcan ajenas a otras realidades que también son parte de la vida y de la sociedad.

“La educación históricamente ha sido homogénea y no ha entendido la importancia de flexibilizarse para lo diferente y lo diverso; no estamos preparados para enfrentar esta situación y abrir la puerta es la única posibilidad”, dice Granados

Sin embargo, asegura que es un proceso difícil, debido a que los maestros de hoy no están preparados para asumir el reto de tener en sus aulas a un estudiante con discapacidad.  “A veces los maestros están tan ocupados que desbordan al estudiante con discapacidad, cuando no saben qué hacer con él”, dijo.

“El consejo que se les da a los maestros es que se abran pedagógicamente y didácticamente a la discapacidad”.

Según Granados, actualmente hay materias que afrontan este tema, las cuales pretenden ayudar a que los futuros maestros sean más tolerantes hacia las distintas condiciones.  Reconoció además, que como institución, han sido muy cautelosos en el proceso de inclusión, dado que abrir las puertas del todo en este tema, es riesgoso.

“Se enfrenta con miedo algo que no se conoce y que si no se enfoca de manera adecuada, pueda fracasar; de ahí la importancia de ser precavidos en la implementación de nuevas metodologías o programas”, dijo. “Para que un sistema se considere eficazmente inclusivo, requiere cambios profundos en las mentalidades, las políticas y las prácticas”

Sin embargo, reconoce que los temas de la diversidad y de la discapacidad, no solo son de reconocimiento a la dignidad humana, sino también temas que tocan la política.  “Detrás de estos seres humanos, afirma,  hay colectivos de personas que están buscando reconocimiento, valoración, ser tenidos en cuenta; es toda una pugna por el reconocimiento al esfuerzo que hacen, al tratar de competir en las distintas industrias con personas que tienen todas las competencias”.

Argumenta que el tema de la discapacidad sigue siendo un tema complejo para el campo universitario, en el cual hay que seguir trabajando.  “No tenemos todo claro en este tema, dijo, pero detrás de toda vida humana, hay un proyecto de vida que está tratando de salir adelante”.

Granados menciona que en muchas ocasiones,  la discapacidad puede ser mal enfocada y que el estudiante con discapacidad puede pretender tomar ventaja de la situación.  Aunque reconoce que el acoso, más conocido como “Bullying”, es algo que existe en el ambiente universitario, piensa que en los años que estuvo en el campo universitario, nunca vio comportamientos hostiles; sin embargo, sí percibió que aún hay cierto temor hacia la discapacidad.

“Cuando uno está cerca de la discapacidad, siente la dificultad de la discapacidad, pero también se siente la fuerza de la discapacidad”, dijo.

La Educación Inclusiva y el hecho de establecer relaciones entre una persona con discapacidad y otra sin discapacidad, pueden parecer un desafío, pero para el padre Granados es una experiencia que vale la pena vivir. “El tener alumnos con discapacidad en la universidad, es lo que ablanda a las personas”, manifestó.

Aunque el ser humano demuestra que puede vencer las barreras, Granados dice que con cierta frecuencia, hay cierta terquedad en las personas con discapacidad. “A veces la persona con discapacidad cree poder hacerlo todo, cuando en realidad hay ciertas limitaciones”. Expresó

Puso como ejemplo a una alumna que quería ser dibujante, pero tenía cierto impedimento en la movilidad de sus manos. “Presentaba limitaciones que le impedían coger bien el pincel y cuando ocurren ese tipo de limitaciones, la institución tiene que saber hasta dónde llegar”.

Para el padre Granados la diversidad es una base fundamental para una buena formación de los futuros profesionales, que involucra cambios y modificaciones en contenidos, estructuras y estrategias, con una visión común.  “Una educación sectaria, fragmentada, excluyente, no es una auténtica educación”, dijo.

En términos religiosos, Granados expresa que hay que aprender a leer lo que Dios nos está enseñando a través de la discapacidad.  “Una discapacidad bien acogida y bien aprovechada potencia al humano que somos todos”, dijo. “Entre más humanos más divinos”.

 

Haz Click Aquí para ver la publicación sobre la fiesta de despedida que se le hizo al  padre Luis Fernando Granados, días después de esta entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba